Primer piso: Six pack in situ. Crear desde las contradicciones

Por: Miguel Palacios Zambrano

Primer Piso es una contradicción fascinante. Aquí los límites entre la intimidad y la exposición se difuminan, así como las fronteras entre persona y personaje. Los cuerpos son accionadores de un espacio que es a su vez hogar y escultura, a través del cual se extienden para así también eliminar la diferencia entre sujeto y objeto. La identidad dual de los intérpretes les permite ser residentes y disruptores de su propio hábitat, expandiendo su investigación más allá de sus cuerpos para entrar en fricción con el espacio. Un espacio que es, al mismo tiempo, límite y propulsor para los creadores.

Desde estas contradicciones surge Primer Piso, un proyecto escénico que se ha sostenido durante cinco años y seis ediciones consecutivas. Corporación Zona Escena ha hecho de este laboratorio/residencia una oportunidad para que sus miembros y algunos invitados e invitadas indaguen en torno a sus propias pulsiones y necesidades, interviniendo libremente un departamento del centro de Guayaquil. Esto ha resultado en múltiples acciones que a su vez son micro poéticas que suceden en un mismo lugar, al mismo tiempo.

Aquí el punto conector es la vivienda de su director: Jorge Parra, quien frente a la necesidad hizo de su casa su lugar de trabajo. Desde entonces el departamento se ha convertido en un símbolo de resistencia, no solamente del grupo frente a las instituciones que en su momento les negaron un espacio para entrenar y presentarse; sino también frente al movimiento escénico de la ciudad, carente de procesos de investigación sostenidos que devengan en puestas en escena experimentales y autogestionadas.

Si bien la independencia de cada acción podría hacernos asumir que no están relacionadas, existe una sinergia de la experiencia que nos ayuda a reconocer una totalidad, alejándose del concepto de microteatro. Las piezas se van conectando a través de elementos como los cuerpos, la arquitectura y el uso de los objetos. La casa no se transforma en escenario, solo entra a otro estado en donde caben otras posibilidades. Es como visitar el sueño (o pesadilla) de alguien más: cotidiano y extraño al mismo tiempo.

En esta sexta edición percibí un retorno a la arquitectura de la casa para transformarse junto a ella. En una primera parte, Vanessa Guamán, Michelle Mena y Maribel Domínguez irrumpen súbitamente donde esperábamos los y las invitadas, tras ello fueron tejiendo cada una diferentes momentos en diferentes espacios hasta encontrarse en el comedor y generar una coreografía. La primera establece una acción haciendo uso de un objeto íntimo, que en su repetición va desarrollando una situación de extrañeza, curiosidad e incomodidad. La segunda nos invita a la cocina, ahí ella es dueña de sí misma y del lugar que acciona, nos seduce tal cual seduce al vacío mientras baila a centímetros de una ventana. La tercera y última desafía las leyes de la gravedad y las posibilidades de su propio cuerpo, generando todo un universo en un pequeño espacio entre dos columnas. Más allá de todas las lecturas posibles, este primer trío femenino me sugiere dos cosas: un empoderamiento que se percibe en la relación cuerpo-espacio-espectador y una entrada hacia esa realidad otra en la cual lo cotidiano se vuelve lúdico.

Un punto en común que encontré en los trabajos de Jonathan Tacuri y Franklin Briones es la influencia del lenguaje audiovisual. El primero usa una de las habitaciones de la casa y realiza un ágil recorrido a través de múltiples elementos, generando breves imágenes que, como espectador, atrapaba como si filmara con mis ojos un videoclip en plano secuencia. El guiño hacia lo cíclico y el uso de la música resulta en una propuesta cercana y juguetona que me habla de lo efímero y lo transitorio. El segundo trabajo se desarrolló en un baño, ahí se destaca la composición que logró el artista a través del uso de sonido, luz y perspectiva. Los espectadores, que nos encontramos fuera del espacio, no podemos ver completamente la acción. En cierto momento, el intérprete creador entra en la bañera y solo nos permite observar a través de un espejo, como si de un primer plano se tratara. Además, toda la secuencia viva se complementa con una secuencia de imágenes que vemos a través de un televisor. Esta contraposición expande el acontecimiento, como si el artista nos permitiera hurgar en su intimidad, así como en sus pensamientos.

Mario Suárez se ha caracterizado por sus piezas predominantemente teatrales y sus personajes construidos con detalle, a lo que se le suma un característico humor cargado con crítica social. Este año no ha sido la excepción. El actor y bailarín cierra Primer Piso con una escena junto a Jonathan Tacuri en donde la tensión va aumentando progresivamente. La acción inicia como un cuadro familiar para quienes hemos vivido el catolicismo, en donde el exceso de realidad resulta satírico y gracioso. Pero esta situación divertida se distorsiona hasta revelarse cruda, finalizando con una imagen grotesca y potente.

Para quienes disfrutamos de experiencias escénicas diferentes, Primer Piso siempre resulta un lugar al cual regresar con expectativa año a año. Six Pack in situ divierte, sorprende, refresca, incomoda y mueve. Nos invita a esa fantasía casi cinematográfica que muchos y muchas de nosotras tenemos a ratos, en donde nos imaginamos bailando, volando o simplemente existiendo en una escena compuesta por nuestra cabeza. Corporación Zona Escena vuelve tangibles esas sensaciones y nos da un poco más, sin la necesidad de complacernos. Aquí las contradicciones no solo son bienvenidas, son perseguidas e investigadas, haciendo de este proyecto uno de los más interesantes en la ciudad, tanto para espectadores como creadores, además de uno de los pocos que se ha logrado sostener a través del tiempo.

Fotos: Juan Carlos Castro

Miguel Palacios Zambrano

Creador escénico. Inició sus estudios profesionales en la carrera de Teatro del ITAE y los continuó en la Universidad de las Artes. Ha trabajado con destacados directores locales, tanto en teatro como en danza. Actualmente se encuentra desarrollando su tesis de licenciatura en torno a la danza contemporánea y la dramaturgia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados por Arcano | Desarrollado por: SmartCloud WS.

Subir ↑