Virgilio Valero y su máscara bufa

Por: María de Lourdes Falconi Puig

Bufo: la sinrazón performativa nos convocó para espectar una muestra plástica, dejarnos afectar por ella y animarnos a pasar a la acción, tomando el pigmento en nuestra mano para intervenir el cuerpo de su autor, quien como lienzo en blanco, se dejó pintar y repintar por los dedos de unos y a palma abierta por otros.

Lo lúdico de pintar con las manos nos reconecta con lo primitivo y deja salir el instinto; éramos muchas manos a la vez sobre un solo hombre que permanecía impertérrito, soportando estoicamente el tacto tosco de colores varios.

Un actor y director de teatro con más de treinta años de relevante trayectoria y varias distinciones y reconocimientos a su haber:

P: ¿Por qué Virgilio busca la plástica? ¿Qué encuentra en ella?

R: Busco otra forma de expresarme; de pulsar otra vía para relacionarme con el mundo y conmigo mismo. Otras opciones para provocar y provocarme sensaciones, pensamientos, percepciones que interrumpan la cotidianidad y  me cuestione y cuestione a los otros  nuestras realidades.

P: ¿Cuándo te iniciaste en las artes visuales?

R: Mi ejercicio en las artes visuales se inicia casi inmediatamente de graduarme en la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil como diseñador de interiores (1982), en un principio con un componente relacionado directamente a la constitución decorativa. Recuerdo que mis primeras exposiciones las realicé en Centros Comerciales como Unicentro, Policentro: Planos decorativos; eran composiciones de varios estilos  para ambientar diversos espacios. Luego, potencié el dibujo (tintas, aguadas, óleos pasteles) contando relatos, situaciones, personajes que mostré en Las Peñas. Tuve maestros grandiosos en mi formación como Jorge Swett y Luis Miranda, ellos eran profesores de la carrera en la UCSG. En 1991, me acerqué al grabado en el Taller Galo Galecio de la Casa de la Cultura Núcleo del Guayas regentado por Hernán Zúñiga, y  esta técnica me abrió un universo que me sedujo por sus posibilidades expresivas. Desde allí, ejecuto grabados y monotipias, a veces, mezclando técnicas para la impronta y también pinturas sobre todo en acrílicos sobre tela, madera, cartón, mixtas. En los últimos años he hurgado el performance y el video performance como otro medio.

P: ¿Cómo concilias ese principio de lo grupal propio del teatro con el acto en solitario del artista plástico?

R: Son medios distintos en la realización de la obra artística, el Teatro es un Arte genéticamente colectivo, aún cuando ejecutes un monólogo, siempre necesita la presencia simultánea  del público con el intérprete  para que se haga vivo. Las artes visuales también  demandan la percepción de otro u otra para intercambiar miradas, de lo contrario, la obra también pierde existencia. La diferencia está en el producto, en las artes escénicas el producto es intangible, efímero, se consume mientras se ejecuta, refiriéndose a la representación o presentación. En las artes visuales, el producto aun siendo conceptual necesita de una forma para ser percibida, pero la pieza existe por sí misma como ente. El performance es lo más cercano a esa relación de objeto efímero, porque se basa en la acción. El artista siempre es un ser social, que se expresa hacia su colectividad.

P: ¿Cómo se da ese maridaje entre la plástica y el performance? ¿Hay un intento de arrrancar el lienzo del bastidor y pasarlo al cuerpo?

R: El vínculo particularmente en  la muestra BUFO, se produce por la parte conceptual, en esta exposición pretendo palpar esa relación entre lo trágico y lo cómico, que están separados por una delgada frontera. Vivimos en un mundo donde la guerra, el agotamiento de los recursos naturales, las enfermedades, el terrorismo, la corrupción convive con una idea de una felicidad exitosa obligatoria, que además se propaga por el boom tecnológico de la comunicación y allí sí el individualismo. Nos colocamos una máscara para reír y camuflar el dolor o la desesperanza.  Por ello dibujé y pinté rostros, situaciones extremas, sangrientas, cómicamente grotescas en la que su leimotiv es precisamente ese ser inmerso en la disyuntiva entre el dolor y el escape.     Así, surgió la necesidad de realizar un performance que mostrara al actante en una situación vulnerable y que sea el público que construya al personaje que quiere ver. Trastocándolo, como un objeto que manipula para su regocijo. Poco a poco, la acción de cada uno, al pintarlo, marcarlo con sus manos, manipularlo, se convierte en una violenta imposición de trasmutación. Colorida, chispeante pero tragicómica y chirriante. A su vez, se creó un video que se basa en esa acción; conté con la participación artística de Julio González para el registro y edición y la sonorización de Mónica O` Really que construyó una serie de sonidos vibratorios, electro acústicos  para su atmósfera. Estoy feliz porque los asistentes respondieron vivamente al encuentro.

La muestra fue presentada por la crítica de arte Amalina Bomnin: “(…) Virgilio Valero Montalván (Guayaquil, 1958) en esta exhibición, suscribe la máscara a la condición grotesca que acompaña al género bufo; convirtiéndola en personaje protagónico de sus interpretaciones visuales. (…) Los argumentos de cada pieza asumen tonos burlescos. El sinsentido alberga en ellos a partir de una ironía descuidada que pone en discusión mitos, poses, artilugios, así como los grandes temas del arte.”

Estará abierta al público en la Galería Mirador de la UCSG, del 14 al 31 de enero 2020.

María de Lourdes Falconi Puig

Escritora y dramaturga.  Estudió Literatura en la UCSG; diplomada por el CELCIT de Argentina en Escritura Dramática.  Su formación teatral la realiza como autodidacta y tomando diversos cursos y talleres con reconocidos maestros nacionales y extranjeros.  Autora del libro de textos dramáticos Mudar de pies y otras piezas breves (2016); publicaciones en prosa, artículos para revistas especializadas y prensa escrita. Directora de Arcano artes escénicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todos los derechos reservados por Arcano | Desarrollado por: SmartCloud WS.

Subir ↑